Trucos

Leyendo artículos de dietética en la web, voy encontrando consejos que son muy útiles a la hora de perfeccionar la dieta de los IG bajos.

Pasta

La pasta puede ser un alimento enemigo de las dietas como puede ser de gran ayuda, todo depende de como la consumamos.

La pasta muy hecha es la peor. Se deshace, libera todos sus almidones y el hecho de que esté muy blanda nos hace comerla en más cantidad. No recomendable.

La pasta que si es buena aliada es la que está muy presionada y poco hecha : el hecho de cocerla poco hará que tengamos que masticarla más, lo que provocará una sensación de saciedad muy satisfactoria. Al ser al dente, los almidones no se han liberado totalmente y no se liberarán antes de la digestión.

La mejor manera de comer pasta es comer espaghetti, tagliatelle o macarrones al dente, pasados por agua después de la cocción, y enfriados unos minutos. Si la comemos fría en ensaladas, aún mejor!

Las fibras

Los hemos visto, el indice glucémico es un cálculo en el que interviene la proporción en fibras que contiene cada alimento. Cuantá más fibra tenga, más bajará el indice.

Comer fibras ayudará a hacer bajar el indice de lo que comemos. De allí la importancia de comer mucha verdura, lechuga, semillas, cereales integrales, etc… particularmente cuando comemos alimentos de IG alto. Si comemos arroz o pasta, aunque sean integrales (indice 50), lo mejor es acompañarlos de verduras o de ensalada (indice 15) para que las fibras hagan bajar un poco su índice. Lo mismo cada vez que hagamos un exceso : siempre será mejor comer un postre con azúcar después de haber comido una ensalada o verduras a la plancha. Las fibras se mezclarán con el azúcar y harán bajar el índice, limitando y neutralizando así nuestro exceso.

Dejar la masa de las tartas o empanadas

Cuando te invitan a cenar y no puedes elegir tú el menú, es de mala educación decir que no puedes comer tal o tal alimento. Por otro lado, es una pena dejar que una cena ponga tu dieta en peligro… Cuando te inviten a cenar pizza, o empanada gallega, o platos así con mucha masa (hecha con harina 100% refinada, clarisímamente!), una buena manera de limitar los daños es dejar buena parte de la masa en el plato. Nadie lo notará y evitarás así de comer algo que no deberías, sin ofender a la anfitriona que entenderá que hayas querido comer más guarnición y menos masa.

Postres

Si te apetece mucho tomar un postre, elige siempre el que tenga más líquido : flan, helado, crema inglesa, crema catalana, etc, siempre tendrán menos hidratos de carbono que una porción de tarta, pastel o púding. No te comas el caramelo que contiene la mayoría del azúcar!

De picnic

Hay muchas cosas fáciles de transportar para un picnic o una comida fuera : fruta, tortilla de verduras, pan de verduras, yogures… No tiene por qué ser bocadillo, también te puedes llevar un tupper con una ensalada de arroz o de pasta.

Ir a comprar después de haber comido

Habéis notado como cuando vamos a comprar justo a la hora de la comida queremos comprar todo el supermercado? Todo se nos antoja, y al final acabamos comprando mucho más de lo que deberíamos. Una buena solución es ir a comprar después de haber comido : compraremos con más calma y más sabiduría. También nos podremos parar más a mirar las composiciones de los alimentos, y así compraremos cosas más sanas y adecuadas para nuestra dieta.